Las enfermedades de la boca se pueden prevenir. Conocemos sus causas y podemos evitarlas. Está muy extendido un concepto fatalista al pensar en el deterioro de nuestros dientes. Parece como si formara parte de un proceso natural de degeneración el que periódicamente uno se estropee y acudir al odontólogo sea entonces lo adecuado para que lo arregle.
Es así que la odontología preventiva es la verdadera odontología médica que actúa sobre las causas responsables de la enfermedad, corrigiendo los efectos  por el cual se pierden  nuestros dientes, los beneficios serán mayores cuanto antes pongamos en marcha un programa preventivo o más rápidamente detectemos la enfermedad. Las enfermedades odontológicas más frecuentes y a la vez más destructivas son: las caries y la enfermedad periodontal.

Los tratamientos preventivos que deben realizarse en los niños son los siguientes:

1. Enseñanza de técnicas de higiene bucal.
2. Control de dieta e información a los padres.
3. Aplicación de flúor.
4. Sellantes de surcos y fisuras en Molares y Premolares permanentes.
5. Colocación de Coronas y Mantenedores de espacio para evitar mal posiciones dentarias como consecuencia de extracciones precoces.

WhatsApp chat